CONTACTO E INTERCAMBIOS


MI MAIL PARA CONTACTO E INTERCAMBIOS

percanta2@yahoo.com


SI DESEA DONAR BILLETES PARA LA COLECCIÓN, POR FAVOR PÓNGASE EN CONTACTO ESCRIBIÉNDOME A

TO DONATE BANKNOTES FOR COLLECTION PLEASE CONTACT WRITING ME AT

percanta2@yahoo.com

***

Mi trabajo en el blog es diario y muy duro y, por esta razón si dejas tu comentario en alguna de las entradas, contribuirás a mí que mi trabajo sea más eficiente.

Todas las imágenes de billetes que se ven en el blog pertenecen a mi colección personal.


IMPORTANTE

Para ver todos los billetes del país que le interesa, por favor haga clic en la etiqueta del mismo que se encuentran más abajo.

Le sugiero que cuando haga clic en una etiqueta de un país que tenga varios billetes vuelva a hacer clic en “Entradas Antiguas” para ver si hay más billetes en la colección del país que está viendo.

Gracias.

***

Este blog comenzó el 8 de septiembre de 2008

HOLA BIENVENIDOS A TODOS

Hola; me llamo Claudio Fernández, vivo en Buenos Aires, Argentina, y una de mis pasiones es coleccionar billetes de Argentina y del resto del mundo.


Tengo una colección de aproximadamente 600 billetes de Argentina y alrededor de 2900 de todas partes del mundo que sumados hacen unos 3500 billetes.

Mi meta es llegar a los 4000 durante del 2016.

No recuerdo etapa de mi vida en la cual no coleccionara, juntara o recopilara cosas.


Desde muy chico pase por las estampillas, las marquillas de cigarrillos, mas adelante las postales o cartas antiguas, siempre había algo que atesoraba fervientemente.


Empecé a juntar billetes desde chico, recuerdo mirar apasionadamente los billetes que tenia mi padre (un coleccionista oculto) en su mesa de luz, que había recopilado en sus viajes por distintos países del mundo, digo con mucho orgullo que esos billetes forman parte hoy de mi colección.

Los billetes siempre estuvieron conmigo, en un sobre, la alguna caja de habanos o debajo de todos los vidrios de las mesas de mi casa.

Seguí acopiando billetes en los años en que trabaje en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el contacto frecuente, con gente de otras latitudes se hizo sentir y los billetes fueron agolpándose.

Pero todo cambio cuando cayo en mis manos el Catalogo de Billetes de la República Argentina de Roberto A. Bottero y descubrí que aquellos billetes de Argentina que parecían todos iguales serian todos distintos y a cada uno de ellos le correspondería un lugar en el catalogo de Bottero.

Paso seguido comencé a enterarme del mundillo que rodea a esta actividad e hice mis primeras incursiones al Mercado de Pulgas de Buenos Aires en donde realice mis primeras compras.

Demás esta decir que después de un tiempo visite las casa del centro de la ciudad, en Av. Corrientes y calles aledañas.

Lo que mas me maravillo es descubrir Parque Rivadavia, para esta altura ya había comprado el Standard Catalog of World Paper Money Volumen 2 (1960-2003) 9na Edición y el mundo de coleccionar había cambiado por completo para mi.

Capitulo aparte de toda esta historia es, mi mujer, de tradición familiar, coleccionista de estampillas, fue quien me oriento hacia el lado correcto, ella fue la que me regalo el catalogo de Argentina y muchas de las piezas que hoy componen mi colección.


Todavía no he podido enfocar mi colección a una tema determino, ya sea país, región, continente o tema, cosa muy común en otros colegas coleccionistas, colecciono de todos los países del mundo que caen en mis manos. Aquí podrán ver un compendio de billetes en todas sus formas, actuales, antiguos, transitorios, bonos y hasta billetes de fantasía.

Espero que sirva como introducción a este blog y al anhelo de encontrar en la Web muchos coleccionistas, con los cual compartir esta actividad.



Bienvenidos a todos!

jueves, 25 de febrero de 2016

Fallecimiento de Roberto A. Bottero.

En el día de hoy 25/02/16 a fallecido el Sr. Roberto A. Bottero autor de BILLETES DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, libro y catálogo de la notafília argentina con el cual demostró su sabiduría y gran conocimiento en la materia y permitió ordenar las diversas series nacionales con todas sus variantes hasta los primeros pesos convertibles. 
Un trabajo inigualable y de consulta continua para los que coleccionamos billetes argentinos.


Lamentablemente, por problemas ajenos a su voluntad, le fue impedido publicar una segunda parte de esta obra monumental que sería mucho más completa aún que la primera edición.

Recuerdo que hace varios años atrás me atreví a escribirle por unos billetes del BANCO ARGENTINO que habían caído en mis manos y estaban firmados por Daniel J. Donovan y el a los pocos días me respondió…… 



Con respecto a lo que me consulta, me hizo estudiar un poco. Del resultado le transmito que el Banco de la Provincia de Buenos Aires es el más antiguo del país. Se fundó en 1822 como Banco de Buenos Ayres.
En 1826 pasó a denominarse Banco de la Provincias Unidas del Río de la Plata (Banco Nacional). En 1836 se llamó Junta de Administración de la Casa de Moneda (conocido como Casa de Moneda). Desde 1853 Banco y Casa de Moneda, y por último, en 1855 se transformó en una verdadera caja de depósitos y descuentos, reformas que fueron las bases constitucionales del actual Banco de la Provincia de Buenos Aires, que emitió los primeros billetes con tal designación en el año 1864.
El Banco Argentino era un banco particular y no tiene que ver con aquel. Las firmas de los billetes que me adjunta, corresponden efectivamente a Daniel J. Donovan, quien lo hacía como Gerente del Banco Argentino, quizá en sus comienzos en la carrera bancaria. Los billetes del Banco de la Provincia de Buenos Aires desde 1864, están firmados por varios empleados o funcionarios, principalmente por Diego de la Vega y José Gastelumendi. Daniel J. Donovan aparece firmando desde 1885, de lo que surge que no pudo ser el primer presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, porque según el billete de $ 20 cuya imagen me adjunta, en el año 1873 estaba firmando como gerente del Banco Argentino.
Como veo que le gustan los billetes del siglo XIX, le sugiero consiga el libro “Papel Moneda Nacional Argentino y Bonaerense Siglo XIX 1813 - 1897” de Nusdeo y Conno, que es la parte anterior al mío. Reciba mi cordial saludo. Roberto A. Bottero”

Un par de años más tarde, un domingo en la Feria del Parque Rivadavia, se hizo presente y tuve la oportunidad de estrecharle la mano y agradecerle su aporte a todos los coleccionistas, hablamos amablemente y cuando salio el tema de mi primer consulta, la cual hice mención anteriormente, el recordaba perfectamente el tema.

Para quien no conoció al Sr. Bottero, reproduzco una entrevista para el Centro Numismático de Santa Fe, titulada Bottero responde…


¿Cuando y por qué nació el interés por la numismática?
 Yo creo que de niños traemos la práctica de juntar cosas que nos interesan, que vamos reuniendo sin orden, pero que más adelante, por diversas circunstancias nos concentramos en uno de esos grupos, como tema preferido, clasificando y ordenando esas piezas acumuladas, que puede convertirse en colección. 
En mi caso, recuerdo que en la escuela primaria nos sugerían “juntar” estampillas postales, como una introducción a la filatelia, pero yo era de un pueblito del interior y allí no había nadie que nos orientara. 
De cualquier manera yo reuní buena cantidad y hasta hacía canjes con otros chicos de otros países, lo que parecía una hazaña. 
Después por falta de información perdí el interés, pero aun conservo una carpeta con parte de esas estampillas que mis hijas dispersaron y tampoco continuaron. Paralelamente en esa época de mi niñez, escuché decir que ya no se “hacían” las monedas de cuproníquel, que llamábamos simplemente de “níquel”, las que eran suplantadas por otras de bronce, porque aquel metal era caro. De ahí comenzó mi interés en juntarlas, reteniendo algunas de las que me daban para golosinas o para ir al cine. 
Más adelante al perder valor, las fui pidiendo a mis parientes, vecinos y gente conocida, porque en los cajones de mesas de luz o de armarios, frascos, cajitas, etc. siempre había “tiradas” esas monedas. Con los años acumulé una considerable cantidad que guardaba en los frascos de “Toddy”, en los que ya me había dado cuenta de tenerlas clasificadas por valor. 
Después alguien me dijo que lo importante era tener una de cada año, así que me aboqué a ordenarlas así y salvo unas pocas que me faltaban pero que logré conseguir de otros juntadores, completé todos los años en todos los valores, formando así mi primera colección numismática, que luego ya siendo mayor, organicé con las hojas y carpetas adecuadas, a la vez que fui mejorando algunos estados y es la que tengo actualmente. 
Asimismo en aquella época, siendo adolescente, vi en el Banco Nación del pueblo un cartel que decía que los billetes con leyenda “Caja de Conversión”, perdían su valor a partir de cierta fecha, así que retuve uno de un peso (más no podía), que podría considerar como el inicio de mi interés por los billetes, siendo que con el tiempo me convertí en investigador de las emisiones argentinas y todas sus variantes, pero en ese momento yo ni soñaba con eso. 
Varios años después, como empleado bancario, me tocó actuar en la caja y allí en el contacto diario con los billetes, surgió mi verdadero interés y pasión, porque notaba que había series y firmas distintas, de manera que en mis viajes a Buenos Aires yo había visto vidrieras con billetes antiguos y entré en uno para asesorarme, que resultó del señor Jorge Janson, después mi gran amigo, ya ausente pero bien recordado por todos, y fui juntando billetes, especialmente los de la Ley 18188 que luego pude buscar y clasificar con la aparición del libro del recordado Ernesto Guevara. 
En ese entonces, ya como funcionario del Banco de la Nación Argentina, me radiqué en la ciudad de Buenos Aires, donde me asignaron. De manera que esto me permitió vincularme, estudiar las emisiones e incorporar el material necesario, llegando a formar la colección más completa de la línea Pesos Ley 18.188, que sirvió de base para el Tratado y Catalogación de mi autoría, de uso actual. Bien, esta respuesta a la primer pregunta quizá resulta algo extensa, pero es sólo una reseña de mi accionar dentro de la numismática, plagado de situaciones y anécdotas de todo tipo como para llenar varias páginas.


¿Qué se entiende por colección numismática?  
 Una colección numismática es la reunión de piezas de una misma especie, lugar, época o tipo, dentro del concepto que comprende esa ciencia, fundamentalmente las medallas y monedas, más el papel moneda derivado de estas, o sea los billetes de banco que muchos también los consideran dentro de la notafilia, como disciplina más específica. Asimismo y aunque tengo mis reparos, últimamente se consideran dentro de la numismática, las fichas, vales y bonos, siguiendo el concepto de que resultan medios de pago, aunque no han sido o son emitidos por leyes nacionales y el debido o real respaldo del estado. Al coleccionismo de ese material muchos lo consideran exonumia para las fichas y bonística para los bonos, donde entiendo podrían incluirse los vales. Pero en un concepto más amplio se admite que la numismática abarca todas esas disciplinas.


¿Qué elementos o datos se deben tener en cuenta para el estudio y clasificación de un billete?
 Lo fundamental es la serie y las firmas de los funcionarios, obviamente previa determinación de la línea monetaria y país correspondiente. Después de acuerdo a su numeración ubicar el año de emisión, todo esto dentro de cada tipo y variedad. Tipos son las diferencias que se producen en cada valor de una misma línea en cuanto a cambio o supresión de leyendas, modificación fuente de numeradores, cambios de sistema de impresión y todo lo que signifique una modificación de la plancha de impresión, generalmente señaladas por el banco emisor a partir de la numeración en que se produce. Las variedades son las que se observan dentro de cada tipo y emisión, principalmente en las clases de filigranas, cambios de tonalidad, falta de algunos elementos, etc.


¿Además de billetes nacionales, se especializó en algo más?
 No, solamente billetes nacionales que comenzaron a emitirse desde 1890, y someramente de los bancos provinciales y particulares que se emitían anteriormente. Estoy preparando un trabajo sobre muestras, specimen o proyectos y bocetos para billetes que no fueron emitidos. También tengo muchos billetes extranjeros pero como una muestra por país.


¿Colecciona otra cosa, además de billetes?
 Como ya dije al principio, comencé con las monedas de cuproníquel pero después seguí coleccionando las posteriores y actuales. Últimamente también comencé a coleccionar boletos de transporte antiguos de tranvías y Subterráneos, o de combinación entre ambos y/o con Ferrocarriles, siguiendo con las fichas y los actuales subtepass. Estudié un poco la historia de los tranvías y subterráneos y con una reseña de esto preparé un catálogo, que estoy terminando y espero poder editar.


¿Cuál fue su primer billete importante en la colección?
 Es difícil recordar cual fue el primer billete importante, porque para mi eran todos los que no tenía e iba consiguiendo. Quizá más adelante y con relación a la línea “Pesos Ley 18.188” puede ser el de valor $ 10 de “Reposición” con las firmas Cairoli-Aldabe, muy raro, del que solo se conocen 3 ejemplares, el que estaba muy usado y que logré con un canje, lo que me permitió posteriormente completar la colección.

  
¿Algún “inconseguible” en su colección?
 No exactamente. Siempre con paciencia se consigue todo, aunque a veces la situación económica no permite obtenerlos en el momento deseado.


¿Qué orientación le daría a alguien que recién comienza, en cuanto al planteo de su colección?
 Yo siempre les digo a los nuevos coleccionistas que me consultan, y especialmente a los más jóvenes, que comiencen de a poco, primero con un tema o línea monetaria como meta a completar y después paso a paso con las siguientes, aunque paralelamente puedan ir apartando algo que al pasar van consiguiendo. Que no tengan la ansiedad de hacer todo rápido aunque dispongan de suficiente respaldo económico, porque se pierde el placer y la emoción de ir llenando los “huecos” faltantes, recordando así cada momento y tomando más cariño a la colección. Menos aun que compren una colección hecha, porque eso es invertir y no coleccionar. También les digo, y esto por experiencia, que si hay alguna pieza muy difícil de conseguir, de mucho valor y que consideran inalcanzable, que no se amilanen ni desalienten, que sigan con lo demás, que al final con el tiempo siempre aparecen las oportunidades.


¿Qué orientación le daría a alguien que está especializado en un tema y colecciona desde hace mucho tiempo?
 Bueno, si colecciona desde hace mucho tiempo y está especializado en un tema, se supone que tiene toda la experiencia, por lo tanto poco o nada podría decirle, por el contrario, quizá yo pueda aprender algo de él o ellos. No obstante, yo siempre tengo encuentros con coleccionistas avezados con los que intercambio ideas, me dan información y yo los aliento para que sigan investigando y buscando cosas nuevas y las difundan, para bien de la numismática.


¿De qué manera conserva su colección?
 En las carpetas plásticas especiales de tres anillos y dentro de las hojas de PVC de tres o cuatro divisiones que se fabrican para los distintos tamaños de billetes. En este aspecto busco las hojas de mejor calidad que existen en plaza, porque hay otras más económicas que con el tiempo se arrugan y afectan a los billetes. Yo elimino los separadores de cartulina que suelen venir en las divisiones para colocar un ejemplar en el frente y otro atrás, porque entiendo que es bueno ver el billete de anverso y reverso, especialmente con los actuales que llevan las firman en el reverso. Las carpetas deben guardarse en forma de plano y no paradas, en un lugar o armario aireado y que no lo afecte la luz, menos la solar. Yo creo que es la forma tradicional y única que nos permite mirar, mostrar y disfrutar las colecciones, pero hay que advertir que ese material plástico, con  el tiempo, digamos varios años, le quita algo del brillo y textura a los billetes.


¿Cuál serían sus recomendaciones para la conservación de los billetes?
 Esto ya está prácticamente contestado en la pregunta anterior, pero puedo agregar que hay que ser muy cuidadoso en el manipuleo de los billetes, sobre todo cuando son nuevos o los que se consideran como “sin circular”, ya que con el manoseo tienden a deformarse. Si deciden cambiarlos de carpeta, moverlos para intercalar otros o colocarlos en otro orden, conviene usar unos guantes que vienen hechos de una tela de seda muy finita.


Algún consejo.
 Como dije antes, contener la ansiedad, no desalentarse si consideran alguna pieza inalcanzable o difícil de conseguir, y sobre todo ir con pausa pero con continuidad.


Mensaje final.
 Quiero hacerles saber que desde hace un tiempo vengo trabajando en la elaboración de una segunda edición del libro catálogo de mi autoría “Billetes de la República Argentina”. Como primicia puedo anticipar que su diagramación será totalmente distinta, con muchas imágenes e incorporación de otros temas, buscando que resulte más ameno, didáctico e ilustrativo. Espero conseguir sea editado al cumplirse 10 años de la primera edición.


Se fue uno de los grandes de la numismática argentina, su obra quedara y nos acompañara el resto de nuestras vidas como coleccionistas.
Adiós Sr. Bottero!!!!!!!!!!



Publicar un comentario