CONTACTO E INTERCAMBIOS


MI MAIL PARA CONTACTO E INTERCAMBIOS

percanta2@yahoo.com


SI DESEA DONAR BILLETES PARA LA COLECCIÓN, POR FAVOR PÓNGASE EN CONTACTO ESCRIBIÉNDOME A

TO DONATE BANKNOTES FOR COLLECTION PLEASE CONTACT WRITING ME AT

percanta2@yahoo.com

***

Mi trabajo en el blog es diario y muy duro y, por esta razón si dejas tu comentario en alguna de las entradas, contribuirás a mí que mi trabajo sea más eficiente.

Todas las imágenes de billetes que se ven en el blog pertenecen a mi colección personal.


IMPORTANTE

Para ver todos los billetes del país que le interesa, por favor haga clic en la etiqueta del mismo que se encuentran más abajo.

Le sugiero que cuando haga clic en una etiqueta de un país que tenga varios billetes vuelva a hacer clic en “Entradas Antiguas” para ver si hay más billetes en la colección del país que está viendo.

Gracias.

***

Este blog comenzó el 8 de septiembre de 2008

HOLA BIENVENIDOS A TODOS

Hola; me llamo Claudio Fernández, vivo en Buenos Aires, Argentina, y una de mis pasiones es coleccionar billetes de Argentina y del resto del mundo.


Tengo una colección de aproximadamente 600 billetes de Argentina y alrededor de 2900 de todas partes del mundo que sumados hacen unos 3500 billetes.

Mi meta es llegar a los 4000 durante del 2016.

No recuerdo etapa de mi vida en la cual no coleccionara, juntara o recopilara cosas.


Desde muy chico pase por las estampillas, las marquillas de cigarrillos, mas adelante las postales o cartas antiguas, siempre había algo que atesoraba fervientemente.


Empecé a juntar billetes desde chico, recuerdo mirar apasionadamente los billetes que tenia mi padre (un coleccionista oculto) en su mesa de luz, que había recopilado en sus viajes por distintos países del mundo, digo con mucho orgullo que esos billetes forman parte hoy de mi colección.

Los billetes siempre estuvieron conmigo, en un sobre, la alguna caja de habanos o debajo de todos los vidrios de las mesas de mi casa.

Seguí acopiando billetes en los años en que trabaje en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el contacto frecuente, con gente de otras latitudes se hizo sentir y los billetes fueron agolpándose.

Pero todo cambio cuando cayo en mis manos el Catalogo de Billetes de la República Argentina de Roberto A. Bottero y descubrí que aquellos billetes de Argentina que parecían todos iguales serian todos distintos y a cada uno de ellos le correspondería un lugar en el catalogo de Bottero.

Paso seguido comencé a enterarme del mundillo que rodea a esta actividad e hice mis primeras incursiones al Mercado de Pulgas de Buenos Aires en donde realice mis primeras compras.

Demás esta decir que después de un tiempo visite las casa del centro de la ciudad, en Av. Corrientes y calles aledañas.

Lo que mas me maravillo es descubrir Parque Rivadavia, para esta altura ya había comprado el Standard Catalog of World Paper Money Volumen 2 (1960-2003) 9na Edición y el mundo de coleccionar había cambiado por completo para mi.

Capitulo aparte de toda esta historia es, mi mujer, de tradición familiar, coleccionista de estampillas, fue quien me oriento hacia el lado correcto, ella fue la que me regalo el catalogo de Argentina y muchas de las piezas que hoy componen mi colección.


Todavía no he podido enfocar mi colección a una tema determino, ya sea país, región, continente o tema, cosa muy común en otros colegas coleccionistas, colecciono de todos los países del mundo que caen en mis manos. Aquí podrán ver un compendio de billetes en todas sus formas, actuales, antiguos, transitorios, bonos y hasta billetes de fantasía.

Espero que sirva como introducción a este blog y al anhelo de encontrar en la Web muchos coleccionistas, con los cual compartir esta actividad.



Bienvenidos a todos!

domingo, 27 de diciembre de 2015

Un plagio de 50 pesos: el misterio del gaucho Rivero en el billete

Un plagio de 50 pesos: el misterio del gaucho Rivero en el billete

Diario La Nación / Cultura Por 


Un fotógrafo asegura que usaron sin permiso una imagen que él tomó durante una jineteada en San Isidro en 1994; el caso reaviva la discusión sobre la propiedad intelectual en el mundo digital

Nunca supuse que alguien pudiese usar una imagen sin pedir autorización, y menos aún para un billete", dijo a LA NACION el fotógrafo Marcelo Royo Celano, cuyos abogados, en tanto esperan respuesta a un correo electrónico enviado al Banco Central, analizan presentar una denuncia por plagio.


Quienes también enviaron dos pedidos de información a ese banco sobre la misma imagen fueron los responsables del diario digital El Malvinense. La imagen del reverso del billete de 50 pesos es, dicen desde esa publicación, "copia idéntica de la que nos acompaña en El Malvinense desde hace ocho años. Es portada de nuestra cuenta de Twitter; fue el logo durante la campaña de firmas en 2008 y del banderazo en 2009".


Conocido como Mark, de 51 años y nacido en Buenos Aires, Royo Celano vive en Mar del Plata y se especializa en fotografías de fauna marina, aves pelágicas, pesca y tormentas en altamar. Tiene varios libros publicados, trabaja para el World Wildlife Fund (WWF por su sigla en inglés) y periódicamente expone sus imágenes en alguna ciudad europea.

"Yo no sabía ni siquiera quién era el gaucho Rivero. Me desayuné de todo esto hace pocos días cuando vi un billete de 50 pesos y reconocí un arte que hice en 1994", contó Royo Celano. Y agregó: "En ese momento fui a buscar los CD con el backup de mis trabajos, escaneé el billete, monté las imágenes y verifiqué que se trataba del caballo y el gaucho que fotografié en una jineteada de la agrupación El Lazo, en San Isidro, a la que había ido con mi familia".


Movido por su asombro, posteó las imágenes en su muro de Facebook y rápidamente se difundió por esa red social. La polémica reinstala el aún no debidamente reconocido derecho de autor o propiedad intelectual de las imágenes y producciones digitales.

El laberinto de la web

En diálogo con LA NACION, Royo Celano reconstruyó la trayectoria de la fotografía que, está seguro, es la base de la imagen del billete de $ 50 cuyo diseño y confección, según informaron voceros del Banco Central, es responsabilidad de la Casa de la Moneda, con cuyas autoridades no fue posible comunicarse en este período de transición.

En aquella jineteada organizada por la agrupación gauchesca El Lazo, en San Isidro, donde participaba un primo de Royo Celano, el fotógrafo tomó una secuencia de imágenes. En una de ellas se ve un caballo con sus patas delanteras levantadas montado por un gaucho, imagen de sorprendente similitud con la del billete de $ 50.

Esa fotografía original fue trabajada por Royo Celano con las primeras herramientas digitales de las que se disponía a principios de los años 90. Aisló el caballo y el gaucho, escaneó una remera de la Argentina y se la colocó en lugar del fuste que ostentaba el jinete. Subió esa imagen al sitio web que abrió con su nombre en 1997.

"Calculo que lo vieron allí y lo bajaron", se lamenta el profesional. Y recuerda algo que dice haber aprendido en la India, donde vivió durante dos años: "Lo correcto es correcto aunque nadie lo haga y lo incorrecto es incorrecto aunque lo hagan todos".

El abogado Oscar Finkelberg, especializado en propiedad intelectual, afirmó que, ante la hipótesis de un plagio hay que demostrar la autoría (probar que la imagen usada y su obra original tienen una identidad común), probar la lesión y determinar, a través de un proceso judicial, quiénes son los responsables. Es decir, "habrá que esclarecer la cadena de responsabilidades para definir a quién presentar el reclamo", dijo.

A pesar de la evidente similitud entre el arte de Royo Celano y la imagen del billete de 50 pesos, la autoría de ese artista no es reconocida tampoco por el "inteligente" buscador del Google.

Indefectiblemente la imagen aparece asociada al correntino Antonio Rivero que, según cuenta algún historiador argentino, en 1833 "lideró una revuelta que arrebató las islas Malvinas a los ingleses a fuerza de cuchillo e hizo que flameara la bandera azul y blanca en ese sur, que muchos pretendían que fuera de todos y ahora es de otros".

Según Patricio Mendiondo, director de El Malvinense, la asociación de esa imagen con las islas Malvinas hay que adjudicársela a ellos. Cuenta: "Cuando abrimos nuestro sitio web, en 2006 o 2007, elegimos esa imagen y se difundió por todos lados".

¿Cómo llegó a sus manos? "Nos la dio un muchacho que tenía un fotolog. Creímos que era suya, al punto de que cuando vimos el billete de 50 lo buscamos para presentar el reclamo, pero no lo encontramos. Lamentablemente no recuerdo su nombre", argumentó Mendiondo en diálogo con LA NACION.

"Nosotros nunca dijimos que éramos los dueños, sino que difundimos la imagen que nos dieron a nosotros", aclaró.

En su sitio (www.elmalvinense.com) se ven los distintos flyers o afiches en los que la controvertida imagen es el foco principal. En algunas sólo es distinta la bandera que enarbola el gaucho.

"Cuando vimos la presentación que hizo la ex presidenta Cristina Kirchner del billete de 50 reconocimos la imagen y nos dio bronca que no nos comunicaran nada. Por eso enviamos dos notas al Banco Central, pero no obtuvimos respuesta. Estábamos esperando el cambio de gobierno para ver si nos recibían", informó.

Royo Celano desconocía todas estas vicisitudes. "Será que en Mar del Plata no me llegan muchos billetes de 50. No leo diarios, ni me entero de cosas como éstas. Vivo en el mar. Me encanta navegar y tengo súper bajo perfil", se justifica el fotógrafo, quien admite que si alguien le hubiese consultado "seguramente habría autorizado la utilización de mi arte sin problemas".

Irritado por lo que llama "una sucesión de avivadas", el artista afirma: "Me siento mal porque ésta no es la forma correcta de proceder. Cuando era chico mi papá me dio la mano y me dijo: «Cuídame el apellido»". De comprobarse su autoría estaría también cuidando su trabajo. Y el de sus colegas.

De la sospecha a la prueba

-¿A qué se considera un plagio?

-El plagio es un ilícito que puede ser civil o penal que requiere la intencionalidad de apropiación de algo ajeno.

-¿Es plagio apropiarse de la idea de otro?

-No. Las ideas no están protegidas. Son de libre utilización. Lo que protege el derecho de autor es la forma y estilo personal de la concreción de esa idea.

-¿Qué se debe hacer?

-Hay que demostrar la autoría (probar que la imagen usada y su obra original tienen una identidad común), la lesión y determinar, a través de un proceso judicial, quienes son los responsables

-¿Hay una pena monetaria?


-El lesionado puede pedir el lucro cesante o perjuicio económico producido por el ilícito o la reparación del daño moral que es de carácter extrapatrimonial. Pero como no hay posibilidad de reparar el daño moral se lo hace también con una compensación económica.

Publicar un comentario