CONTACTO E INTERCAMBIOS


MI MAIL PARA CONTACTO E INTERCAMBIOS

percanta2@yahoo.com


SI DESEA DONAR BILLETES PARA LA COLECCIÓN, POR FAVOR PÓNGASE EN CONTACTO ESCRIBIÉNDOME A

TO DONATE BANKNOTES FOR COLLECTION PLEASE CONTACT WRITING ME AT

percanta2@yahoo.com

***

Mi trabajo en el blog es diario y muy duro y, por esta razón si dejas tu comentario en alguna de las entradas, contribuirás a mí que mi trabajo sea más eficiente.

Todas las imágenes de billetes que se ven en el blog pertenecen a mi colección personal.


IMPORTANTE

Para ver todos los billetes del país que le interesa, por favor haga clic en la etiqueta del mismo que se encuentran más abajo.

Le sugiero que cuando haga clic en una etiqueta de un país que tenga varios billetes vuelva a hacer clic en “Entradas Antiguas” para ver si hay más billetes en la colección del país que está viendo.

Gracias.

***

Este blog comenzó el 8 de septiembre de 2008

HOLA BIENVENIDOS A TODOS

Hola; me llamo Claudio Fernández, vivo en Buenos Aires, Argentina, y una de mis pasiones es coleccionar billetes de Argentina y del resto del mundo.


Tengo una colección de aproximadamente 600 billetes de Argentina y alrededor de 2900 de todas partes del mundo que sumados hacen unos 3500 billetes.

Mi meta es llegar a los 4000 durante del 2016.

No recuerdo etapa de mi vida en la cual no coleccionara, juntara o recopilara cosas.


Desde muy chico pase por las estampillas, las marquillas de cigarrillos, mas adelante las postales o cartas antiguas, siempre había algo que atesoraba fervientemente.


Empecé a juntar billetes desde chico, recuerdo mirar apasionadamente los billetes que tenia mi padre (un coleccionista oculto) en su mesa de luz, que había recopilado en sus viajes por distintos países del mundo, digo con mucho orgullo que esos billetes forman parte hoy de mi colección.

Los billetes siempre estuvieron conmigo, en un sobre, la alguna caja de habanos o debajo de todos los vidrios de las mesas de mi casa.

Seguí acopiando billetes en los años en que trabaje en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el contacto frecuente, con gente de otras latitudes se hizo sentir y los billetes fueron agolpándose.

Pero todo cambio cuando cayo en mis manos el Catalogo de Billetes de la República Argentina de Roberto A. Bottero y descubrí que aquellos billetes de Argentina que parecían todos iguales serian todos distintos y a cada uno de ellos le correspondería un lugar en el catalogo de Bottero.

Paso seguido comencé a enterarme del mundillo que rodea a esta actividad e hice mis primeras incursiones al Mercado de Pulgas de Buenos Aires en donde realice mis primeras compras.

Demás esta decir que después de un tiempo visite las casa del centro de la ciudad, en Av. Corrientes y calles aledañas.

Lo que mas me maravillo es descubrir Parque Rivadavia, para esta altura ya había comprado el Standard Catalog of World Paper Money Volumen 2 (1960-2003) 9na Edición y el mundo de coleccionar había cambiado por completo para mi.

Capitulo aparte de toda esta historia es, mi mujer, de tradición familiar, coleccionista de estampillas, fue quien me oriento hacia el lado correcto, ella fue la que me regalo el catalogo de Argentina y muchas de las piezas que hoy componen mi colección.


Todavía no he podido enfocar mi colección a una tema determino, ya sea país, región, continente o tema, cosa muy común en otros colegas coleccionistas, colecciono de todos los países del mundo que caen en mis manos. Aquí podrán ver un compendio de billetes en todas sus formas, actuales, antiguos, transitorios, bonos y hasta billetes de fantasía.

Espero que sirva como introducción a este blog y al anhelo de encontrar en la Web muchos coleccionistas, con los cual compartir esta actividad.



Bienvenidos a todos!

viernes, 1 de abril de 2016

El billete que no pudo ser. Por Roberto A. Bottero.

El billete que no pudo ser

Por Roberto A. Bottero.
De la historia reciente del papel moneda argentino, se rescata un hecho insólito, que puede reconstruirse mas o menos así:
Corría el año 1980 y la inflación devoraba los "Pesos Ley 18188", que hasta ese momento ya contaban con un valor de $500.000. Entonces, en 1981 el Banco Central de la República Argentina, resolvió lanzar el billete de $1.000.000, que resultó el de mayor denominación de todos los tiempos.
Se realizaron los bocetos, los dibujos de rigor y se buscó el motivo a incluir en la viñeta del reverso, a cuyo efecto se consultó con el Presidente de la Comisión Binacional del Emprendimiento Hidroeléctrico Salto Grande - realizado con nuestra hermana República Oriental del Uruguay, sobre el Río Uruguay - en cuanto a la posibilidad de reproducir una vista de la represa, ente que al parecer proveyó las fotografías respectivas, tomadas obviamente del lado argentino, tal como nosotros podemos apreciarla, de las cuales fue seleccionada la que se insertaría, y disponiendo entonces la confección de las planchas, papel y filigrana a utilizar, y también como predominantes, los colores marrón, rosa y azul.
Una vez aprobadas las muestras, se comenzó con la urgente impresión de los billetes, y cuando llegaron los primeros al B.C.R.A. fueron presentados al Directorio, oportunidad en que alguien advirtió al Presidente del mismo, entonces el Dr. Egidio Iannella, que la vista de la citada Central Hidroeléctrica se extendía a la costa uruguaya y no a la argentina. Dicho funcionario, se dice que consultó el caso con el Ministro de Defensa, interviniendo luego el Instituto Geográfico Militar, quienes determinaron que no era conveniente o apropiado mostrar la costa uruguaya, de manera que de inmediato se suspendió la impresión, y se ordenó la destrucción de todos los que estaban preparados y los recibidos - cuya cantidad no pudo investigarse - con la lógica decepción de quienes lo proyectaron e implementaron, y sin dar difusión al hecho, para evitar críticas y las explicaciones del asunto, que además de la imprevisión, significó un considerable gasto, aunque no pudieron evitarse los trascendidas.
Finalmente se introdujo en esa viñeta la escena del Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires, en el 25 de mayo de 1810, reproduciendo el cuadro "El pueblo quiere saber de que se trata", de Ceferino Carnacini, ya conocido a través del billete de m$n 5 del año 1960, quedando flotando la pregunta, sobre porque no se cambió la vista de la represa elegida, pero tomando una nueva fotografía desde el lado uruguayo, para apreciar nuestra costa.
Cabe acotar que, sin tener en cuenta los antiguos, en los billetes modernos se observan contradicciones con la norma adoptada en la oportunidad que nos ocupa, en los siguientes billetes: m$n500 del año 1964 en adelante, m$n 10.000 del año 1961, y los de $10 Ley 18188 del año 1970, como los de $a 10 del año 1983, que llevan en sus viñetas la Casa Gran Bourg, el abrazo de Maipú entre San Martín y O’Higgins en Chile, y las Cataratas del Iguazú desde lado argentino, respectivamente.
Si bien no debían quedar pruebas de la anomalía, con el tiempo hemos tenido acceso a una de las muestras salvadas de la destrucción, cuyo reverso como primicia en nuestro país, se reproduce con esta nota.
Roberto A. Bottero

billete millón
Publicar un comentario